Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

ARTROSIS O DESGASTE ARTICULAR. QUÉ ES, CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO QUIRÚRGICO Y DE FISIOTERAPIA

Publicado: 29 de Septiembre de 2016

En este artículo me propongo dar una serie de consejos y recomendaciones  y ayudar a solucionar algunas cuestiones y dudas relacionadas con la artrosis articular, ofreciendo información de calidad y soluciones probadas para prevenir y/o mejorar la artrosis. Pero empecemos por el principio.Circulo vicioso

Sedentarismo + sobrepeso + falta de fuerza-tono muscular + falta de elasticidad + desequilibrio mecánico-funcional + desequilibrio metabólico = predisposición de artrosis articular.

Entre sus principales causas podemos encontrar las siguientes: 

Obesidad o aumento de peso.

 Fundamentalmente nocivo cuando estamos hablando de artrosis de rodilla o de cadera.

Vida sedentaria o falta de actividad física moderada-regular.

 El mantenimiento de una vida activa y dinámica es posiblemente uno de los factores más importantes para poder prevenir la artrosis articular. Están indicada la actividad física regular, moderada y no agresiva desde el punto de vista articular (en el contexto de una persona de más de 50 años: natación, bicicleta, elíptica, carrera suave según tolerancia, pilates yoga adaptado..) Además la actividad física previenen la artrosis articular ya que ayuda a mantener un correcto equilibrio metabólico, aumenta los factores de crecimiento y regeneración titular,  mejora la absorción de nutrientes, mantiene un tono muscular adecuado (lo cual mejora la cobertura muscular), aumenta el umbral de dolor

Falta de tono en la musculatura. 

Se trataría de una consecuencia de todos los anterior, la falta de una correcta cobertura muscular hace que la articulación soporte más carga y peso y por lo tanto se deteriore más rápido.

Mala alimentación o desequilibrios nutricionales. 

Es uno de los factores clave para entender la aparición de artrosis en personas relativamente jóvenes (se desarrolla mas adelante)

Edad. 

Como casi todas las enfermedades cuanto más edades más predisposición se tiene de padecer artrosis articular.

Sexo.

 Como regla general las mujeres suelen tener más predisposición a padecer distintos tipos de artrosis articular por motivos genéticos y hormonales.

Factores traumatismos. 

Cualquier traumatismo importante derivado de un accidente o caída que afecte a una articulación y que altere su mecánica normal puede predisponer a que dicha articulación tenga más probabilidades de padecer artrosis en un futuro. Hay que diferenciarlo de los factores de tipo “micro-traumatismo de repetición” que se pueden dar en actividades de la vida diaria excesivamente repetitivas, relacionadas con el ámbito labora y deportivo (realización de determinados deportes de manera desmesurada como el ciclismo de competición, gimnasia rítmica..)

Alteraciones posturales. 

Las alteraciones en nuestra biomecánica hacen que se distribuyan incorrectamente las cargas, y alteraciones de la alineación de la articulación, puesto que favorece la presión en ciertas zonas de la articulación.

Posturas forzadas y mantenidas.

 Se tratan de algunas postura o actividades repetidas en posiciones articulares excesivamente forzadas, que presionen de manera muy importante a padecer artrosis, un ejemplo puede ser la posición de cuclillas mantenida relacionadas con actividades laborales concretas. 

Factores genéticos. 

Como en todas las enfermedades, siempre hay compenente genético y/o hereditario que te hace más susceptible de padecer una enfermedad.

  • La artrosis es una afectación de todo el complejo articular de la rodilla, por lo tanto, no afecta solamente y únicamente al cartílago articular, afecta a todos los componentes de la articulación, músculos, tendones ligamentos, meniscos, cápsula articular.. etc etc.
  •  El deterioro articular en las radiografías no indica cuanto dolor debe padecer
  • la persona que tiene artrosis, por eso, no es el único indicativo que se debe tener a la hora de valorar globalmente esta enfermedad articular. Saber esto es muy importante por que en muchas ocasiones el dolor esta relacionado con los elementos periarticulares asociados como los tendones, (tendinopatías) tensión, acortamiento o contractura de la musculatura relacionada y que da movilidad y cobertura a la dicha articulación, irritación ligamentosa de la articulación además del propio deterioro del cartílago. Saber esto es especialmente importante, porque, se tratan de estructura sobre las que se puede realizar múltiples acciones terapéuticas por parte del fisioterapeuta y tiene un mayor potencial de regeneración que el cartílago articular.
  • La sintomatología y deterioro en la calidad de vida del paciente puede variar considerablemente de persona a persona. Como he dicho anteriormente en ocasiones se observan deterioros importantes a nivel radiológico sin dolor importante o discapacitante. como Sabemos cada persona tiene una tolerancia distinta al dolor y umbral doloso variable.
  • La artrosis no es algo inevitable, algo inherente o ligado a la edad (se puede ser mayor sin padecer necesariamente artrosis, y ser relativamente joven y padecerla)
  • Los síntomas de la artrosis pueden mejorar de manera significativa con tratamiento fisioterapéutico e integral adecuados.
  • Mantener una cobertura muscular tonificada puede prevenir la aparición de la artrosis. 

Artrosis de rodilla o de cadera. Cosas que debes saber.

    • La artrosis es una afectación de todo el complejo articular de la rodilla, por lo tanto, no afecta solamente y únicamente al cartílago articular, afecta a todos los componentes de la articulación, músculos, tendones ligamentos, meniscos, cápsula articular.. etc etc.
    •  El deterioro articular en las radiografías no indica cuanto dolor debe padecer
    • la persona que tiene artrosis, por eso, no es el único indicativo que se debe tener a la hora de valorar globalmente esta enfermedad articular. Saber esto es muy importante por que en muchas ocasiones el dolor esta relacionado con los elementos periarticulares asociados como los tendones, (tendinopatías) tensión, acortamiento o contractura de la musculatura relacionada y que da movilidad y cobertura a la dicha articulación, irritación ligamentosa de la articulación además del propio deterioro del cartílago. Saber esto es especialmente importante, porque, se tratan de estructura sobre las que se puede realizar múltiples acciones terapéuticas por parte del fisioterapeuta y tiene un mayor potencial de regeneración que el cartílago articular.
    • La sintomatología y deterioro en la calidad de vida del paciente puede variar considerablemente de persona a persona. Como he dicho anteriormente en ocasiones se observan deterioros importantes a nivel radiológico sin dolor importante o discapacitante. como Sabemos cada persona tiene una tolerancia distinta al dolor y umbral doloso variable.
    • La artrosis no es algo inevitable, algo inherente o ligado a la edad (se puede ser mayor sin padecer necesariamente artrosis, y ser relativamente joven y padecerla)
    • Los síntomas de la artrosis pueden mejorar de manera significativa con tratamiento fisioterapéutico e integral adecuados.
    • Mantener una cobertura muscular tonificada puede prevenir la aparición de la artrosis.

Etapas o fases de la artrosis.

Las etapas o fases en las que la artrosis evoluciona y por las que pasa, son las siguientes:

Fase

Pérdida de flexibilidad del cartílago articular, en esta fase hay una disminución del grosor del cartilago de la articulación.

Fase

El desgaste del cartílago va a generar cambios en el hueso subyacente. Pueden aparecer zonas de ensanchamiento óseo o del cartílago.

Fase

Liberación de pequeños trozos óseos o del cartílago que van a flotar en el líquido sinovial, (ratón intra-articular) pudiendo bloquear la articulación y soslayar la integridad del cartílago, acelerando el desgaste articular.

Fase

La cápsula articular se inflama, así el aumento de células y sustancias inflamatorias aumenta el proceso de desintegración del hueso, en esta fase se observa también afectación muscular ligamentosa y tendinosa peri-articular.

Síntomas de la artrosis.

A la destrucción ósea le acompañan los siguientes síntomas:

Dolor: 

Principalmente se trata de un dolor inflamatorio generado por la artritis que acompaña a la artrosis. Puede ser un dolor difuso en toda la articulación pero también un dolor más concreto en un punto o zona específica.

Rigidez de la articulación afectada:

La inflamación y la destrucción de los tejidos va a producir rigidez, espacialmente rigidez matutina y cuando la articulación está fría tras un periodo de reposo. 

Pérdida de movilidad en la articulación:

Producida por la destrucción de los tejidos, por la formación de y por la liberación de partículas en el espacio articular.

Impotencia Funcional

La impotencia funcional esta determinada por el grado de afectación y por la la articulación afectada, en cado de la rodilla la mas común es subir-bajar escaleras, dolor al incorporarse después de estar un lago tiempo sentado-tumbado, dolor al estar sentado con las rodillas flexionadas, dolor nocturno.

Diferencias entre artrosis y artritis.

Muchas personas no saben diferencias que es la artritis y que la artrosis y cuales son sus principales diferencia. Básicamente la artritis es una inflamación de la articulación por cualquier motivo, sobe uso, traumatismo, infección.. auto-inmune.. la artrosis en cambio es el estado degenerado de la articulación por diversas causas, por lo tanto la artrosis siempre suele venir precedida por episodios de artritis o inflamación articular recurrentes. 

Tratamiento y consejos para la artrosis articular. ¿Que puedo hacer...?

En muchas ocasiones, se habla del desgaste articular o artrosis como aquella lesión del cartílago de tipo degenerativo e irreversible, que poco se puede hacer... Muchos pacientes nos preguntan qué pueden hacer para reducir su malestar y de qué manera evitar así la progresión de esta común enfermedad. Bajo mi punto de vista hay cinco (5) grandes factores que pueden mejorar y prevenir el proceso artrósico;

  • Pautas de ejercicio físico adaptado y específico para cada persona.
  • Evitar sobrecargas articulares y posiciones forzadas.
  • Controlar el peso corporal, el sobrepeso va a ser un factor que puede aumentar los signos y síntomas.
  • Una alimentación correcta y específica para este tipo de dolencias.
  • Fisioterapia especifica basada en terapia manual y ejercicios de flexibilidad.

¿Que ejercicios puedo hacer para mejorar la artrosis?

En cuanto al ejercicio físico, en muchas ocasiones se comenta que puede ser contraproducente realizarlo ya que puede aumentar el desgaste del cartílago... En mi opinión hay que matizar esta importante cuestión.

Evidentemente, si el estado de la degeneración articular a superado un límite, es decir, se ha rebasado un punto de inflexión en el cual ya duele la articulación cada vez que uno se mueve, en ese caso no podemos realizar un ejercicio físico moderado como sería conveniente  (andar, ejercicios específicos en gimnasia…) En estos casos esta mas indicado otro tipo de ejercicios menos agresivos como bicicleta sobre todo, en caso de artrosis de rodilla,  natación; 

En cualquier caso el ejercicio físico siempre es un buen aliado para prevenir y mejorar la artrosis articular, ya que estimula procesos metabólicas de regeneración y fortalecimiento óseos, mejorar el tono muscular, aumenta el volumen y capacidad de nuestros tendones, hacen que perdamos peso en definitiva nuestras articulaciones tengan que soportar menor carga mecánica.

También existen una amplia gama de ejercicios específicos para cada articulación y dependientes del grado de afectación. Estos ejercicios deben ser guiados por un fisioterapeuta para potenciar selectivamente diferentes tipos de grupos musculares

Después del ejercicios físico suave es el momento de aplicar frío / crioterapia a la articulación, sobre todo en caso de que aparezca inflamación después de la actividad física.

Alimentación para prevenir o mejorar en caso de artrosis articular.

¿Qué alimentos puedo tomar para mejorar la salud de mis huesos y articulaciones?

Para mejorar la salud de nuestros huesos y articulaciones es recomendable alimentos como los frutos secos crudos (especialmente las nueces) el pescado y legumbres.  Hoy en día tenemos alternativas mucho mas saludables que la leche animal convencional como la leche o zumo de soja, arroz, avena, o almendras. Alternar el consumo de estos 4 productos vegetales junto con una dieta equilibrada es par mi la mejor alternativa a la leche animal. 

Además de esto, las legumbres poseen alto contenido en calcio y fósforo, y sobre todo, aporta un calcio que se absorbe más eficazmente que el procedente de la leche animal, también son importantes los minerales como el potasio y el magnesio muy abundantes en las frutas como el plátano y la banana.

¿Qué alimentos puedo consumir para aportar calcio y mejora la absorción de calcio?

¿Realmente es buena la leche animal y derivados lácteos para nuestros huesos? ¿Qué hay de verdad en ello? 

Algunos profesionales de la salud, así como medios de comunicación, nos recomiendan consumir leche de origen animal, ya que nos aporta calcio y tiene un alto valor nutricional.  Pero, por otros lado, cada vez se habla más de la leche sin lactosa, sin caseina, leche desnatada.. en lo referente a esto os quiero compartir unos consejos y unas reflexiones para intentar poner luz sobre esta cuestión en relación a la artrosis, y así poder contribuir a mejorar y prolongar la vida de nuestros huesos y articulaciones.

La leche es un producto con alto valor nutricional, pero por otro lado, contiene muchas sustancias que pueden causar irritación o intolerancias alimenticias, debemos tener en cuenta que somos el único ser vivo que consume habitualmente leche de otro animal, se trata de un alimento que a escala evolutiva ha sido introducido en la dieta humana hace muy poco tiempo, y todavía estamos en un proceso de adaptación genética y evolutiva, por ello hay determinadas sociedades (mas intolerantes en las sociedades orientales ya que se introdujo todavía mas tarde) y dentro de ellas determinadas personas que toleran de diferente manera este producto. 

Por ello, la leche animal es un alimento que puede no ser bien absorbido por nuestro sistema digestivo (la más conocida es la denominada intolerancia a la lactosa) pero además de la lactosa, la leche animal contiene muchas otras proteínas que por su procedencia nos son ajenas.

Por ello, nuestro sistema digestivo no solo NO las absorbe correctamente sino que en determinado tipos de personas mas susceptibles, puede ser identificado como un agente externo agresor y generar intolerancias alimenticias, por todo ello, el consumo de leche a largo plazo en determinadas en personas  NO beneficia la salud sus huesos sino que puede acidificar el metabolismo y con el tiempo desmineralizar sus huesos.

Para las personas que toleran correctamente este alimento puede ser una buena opción si se consume de forma moderada. Las personas que son intolerantes lo saben inmediatamente ya que como la propia palabra dice no “toleran” este alimento e inmediatamente después de ingerirlo siente los síntomas de malestar estomacal e intestinal, sin embargo, para todas aquellas personas que tienen una pequeña intolerancia o irritabilidad intestinal y que consumen leche de manera diaria y en gran cantidad no es recomendable consumir este producto. 

¿Farmacología: Es bueno tomar medicamentos para la artrosis? ¿Cuáles?

En caso de tener que tomar medicación de tipo analgésica o anti-inflamatoria es importante saber que no es conveniente tomar medicamentos tipo anti-inflamatorio AINE (Ibuprofeno) de manera prolongada, sistemática. Este tipo de medicación esta indicada para evitar el dolor en las fases agudas de la enfermedad (fases de inflamación o artritis) donde es difícil descansar y nos puede ayudar a salir del circulo vicioso de dolor-inmovilidad-rigidez-atrofia-dolor. Sin embargo no son una buena alterativa de medicación a largo plazo y deben hacerse de una manera responsable.

Sin embargo, en caso de que tengamos que hacer uso de un fármaco analgésico a largo plazo para hacer frente a los síntomas dolosos, el preferible optar por el Paracetamol es una opción aunque entre muchas personas puede tener fama de ser un analgésico relativamente suave, en muchas ocasiones es la mejor opción ya que tiene menos efectos secundarios.

Cirugía y artroscopia en la artrosis: ¿Cuándo optar por la cirugía? Artroscopia o "lavados" articulares

Las artroscopias o lavados articulares para la artrosis son un procedimiento quirúrgico que se hacen con relativa frecuencia para intentar eliminar el cuadro dolores de un paciente en caso de que persista después de haberse sometido a otros tratamientos conservadores. Se trata de una intervención quirúrgica donde se introduce suero fisiológico para limpiar el liquido sinovial de impurezas además de acciones asociadas a esta para eliminar estructuras dañadas como los meniscos (mensicotomía) o reconstrucción de ligamentos dañados. Estas intervenciones pueden ser el preámbulo o la antesala de una intervención mucho más invasiva como es la sustitución de la articulación por un prótesis.

Teniendo en cuenta mi experiencia, bibliografía al respecto y diferentes tipos de estudios que la confirman, la artroscopia que esta dirigida a intentar eliminar el cuadro doloso sin que haya otros síntomas como bloque articular o inestabilidad por rotura ligamentosa, no suelen tener buenos resultados, pudiendo hasta empeorar el cuadro doloroso.  

Sin embargo es habitual que además de dolor haya un cuando de bloque articular por afectación del menisco o ratón intrarticular (un trozo de menisco y otro “flota” dentro de la articulación y se dispone en la inter-linea articular y bloque la articulación)  en estos casos la artroscopia se realiza para para eliminar menisco afectado o estructura que bloquea la articulación o para restaurar la integridad de un ligamento deteriorado y por lo tanto tienen muy buen resultado.

¿Cuando debo decidir operarme y ponerme una prótesis?

En términos generales es importante recalcar que el dolor y la afectación en la calidad de vida es el factor más importante para tomar la decisión de optar por la cirugía basada en el recambio de la articulación por una prótesis total o parcial de rodilla/cadera (las más habituales)

Los síntomas de la artrosis pueden mejorar mucho sin necesidad de cirugía, por eso, antes de tomar esa decisión, os recomiendo hacer todo lo posible para revertir esa situación con las indicaciones que comento en este artículo y con el asesoramiento de un fisioterapeuta especialista. 

Se debe tener en cuenta que, en muchas ocasiones al padecer artrosis, puede haber estructuras como los músculos, tendones y ligamentos que rodean a la articulación que son parcialmente responsables del cuadro doloroso del paciente y que pueden ser abordadas con éxito directamente por el fisioterapeuta con masaje, electroterapia, estiramientos específicos, potenciación selectiva y progresiva.

Finalmente si no consigues un alivio del dolor y has realizado todas las indicaciones y recomendaciones, claramente se tratará de un fracaso del tratamiento conservador para la artrosis. Si el dolor y la incapacidad te hace muy difícil llevar a cabo tus actividades de la vida diaria (AVD), te obliga a la automedicación y en consecuencia perder salud y calidad de vida,  lo más indicado es la optar por la opción quirúrgica realizar un recambio articular por una de una prótesis que sustituya al cartílago (las más comunes prótesis de rodilla y de cadera) 

Una vez llegado a este punto, te beneficiarás  de un programa de ejercicio específico per-cirugía, donde no se intente potencial la musculatura sin aumentar el dolor y la afectación articular. De esta manera el proceso de rehabilitación posterior a la operación de la artrosis y el resultado final serán lo más satisfactorio posibles.

Finalmente es importante resaltar que las prótesis de cadera y rodilla tiene una vida útil determinada (varían según el tipo y según cada caso pero suelen rondar los 10-15 años) ya que pasados el tiempo de vida útil hay que volver a intervenir para reemplazar una segunda prótesis. Por lo tanto, hay que valorar muy detenidamente esta opción en personas entre 40-60 años de edad.

Ya sabéis: ¡Cuidemos nuestras articulaciones de la artrosis y no nos arrepentiremos mañana!

.

        haz clic para copiar mailmail copiado