Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Esguince cervical,¿se debe usar el collarín cervical?

Publicado: 21 de Diciembre de 2015

El collarín cervical es una órtesis cuya finalidad es la estabilización e inmovilización del segmento vertebral cervical.  Resulta de gran utilidad como inmovilizador postraumático. El caso más frecuente es el accidente de tráfico, cuando el paciente sufre un latigazo cervical o Whiplash cervical. Para aclarar un poco el concepto de latigazo cervical, podéis acceder al siguiente enlace  ¿Qué es un latigazo cervical?

¿ Cuál es el uso principal del collarín cervical ?

Como hemos mencionado con anterioridad, el uso del collarín cervical se establece como primera medida de intervención terapéutica en un proceso postraumático cervical, como es el caso de un accidente de tráfico.  Como no sabemos si el paciente puede presentar una fractura vertebral (recordar que son de bastante gravedad sobre todo si se dan en el segmento cervical alto C1-C2), se debe inmovilizar al paciente para evitar que pueda hacer movimientos bruscos y poder agravar la situación. Es en este caso donde está totalmente indicado su uso. Una vez trasladado el paciente al hospital, se debe realizar un estudio diagnóstico de imagen a través de radiografía (proyección anteroposterior y lateral) para corroborar el diagnóstico. 

¿Cuándo no se debe usar el collarín?  

Hoy en día, el uso del collarín se ha estandarizado y viciado, de tal forma que muchas veces por deciosiones erroneas basadas en protocolos desactualizados se le recomienda al paciente que lo mantenga durante largos periodos, a veces durante semanas, lo que complica la sintomatología del mismo y retrasa el periodo de recuperación.

¿Pero por qué sucede esto?

Una vez descartado que haya fractura, y no exista riesgo de movilización, si el paciente continúa empleando el collarín, sucederá lo siguiente:

  • La órtesis va a suplir la función de  estabilización de la musculatura cervical, por lo que se va a producir una atrofia muscular por desuso. Una musculatura atrofiada es sinónimo de mal funcionamiento.
  • En el latigazo cervical la columna vertebral va a sufrir una serie de lesiones. Por ejemplo, a nivel cervical, se produce una lesión de anterioridad en los segmentos C5 y C6 por un fuerte espasmo de la musculatura anterior del cuello. Si colocamos un collarín lo que haremos será fijar estas lesiones y cronificarlas en el tiempo, haciendo que la recuperación sea más lenta y dificultosa. Recordar también que un segmento vertebral lesionado va a repercutir sobre la vascularización e invervación de muchas otras estructuras, por lo que se establecerá una cadena lesional.
  • Otro aspecto importante es aquello que resume la frase “el movimiento es vida”.  Se debe recuperar la movilidad lo antes posible, mejorando así el esquema propioceptivo, la circulación, disminuyendo la inflamación y el dolor.

Alternativas al collarín 

Desde la fisioterapia y la osteopatía se apuesta por un tratamiento global que busque las lesiones primarias en el latigazo cervical. Los puntos más importantes son:

  • Corrección de la anterioridad en el segmento cervical C5-C6, y tratamiento de la musculatura anterior del cuello que se encontrará muy tensa.
  • Equilibración del hueso sacro entre ambos huesos iliacos. Aunque en el latigazo cervical la mayor parte del golpe se lo lleve la columna cervical, realmente existe un desplazamiento de toda la columna hasta el sacro. Por ello uno de los puntos importantes a tratar será restablecer la biomecánica del sacro.
  • Abordaje de toda la columna (lumbar, dorsal y cervical). Es importante el tratamiento de la columna lumbar por su relación con las glándulas suprarrenales, ya que su estimulación producirá una liberación de cortisona (antiinflamatorio), y una mejora de la amplitud del diafragma. En cuanto a la columna dorsal, está estrechamente relacionada con los ganglios ortosimpáticos, por lo que su estimulación mejorará el flujo vascular.
  • Trabajo del segmento cervical alto, su musculatura y los agujeros rasgados por donde pasará el sistema vascular del cráneo.

Conclusiones sobre el uso del collarín

El collarín es muy útil como primera intervención en una atención prehospitalaria en el paciente que ha sufrido un accidente de tráfico. Sin embargo, una vez que se ha descartado que exista fractura vertebral, y transcurridas las 48 h de reposo recomendadas, se debe incentivar la movilidad y una recuperación progresiva, ya que el reposo fomentaría la atrofia por desuso, alargando el periodo de recuperación. Aportar por la fisioterapia como principal herramienta terapéutica de recuperación.

En Fisioterapia T-Cuida, centro situado en el Ensanche de Vallecas, contamos con los profesionales adecuados para tratar esta patologia mediante técnicas fisioterápicas y osteopáticas.

haz clic para copiar mailmail copiado