Muchos de los pacientes que acuden a nuestro centro de fisioterapia en el Ensanche de Vallecas recurren a nosotros porque se han lesionado practicando algún tipo de deporte. Y es que, últimamente, están aumentando los casos de personas que o bien no calientan su musculatura lo suficiente antes de comenzar una actividad física o que no estiran bien, una vez que han acabado, con los problemas que eso conlleva para los músculos.

Las roturas fibrilares son una de las lesiones que más se tratan en nuestro centro de fisioterapia en el Ensanche de Vallecas. El problema es que muchos de los pacientes no han sido conscientes de que tenían una rotura fibrilar hasta que se ha agravado. El motivo, es que si no es muy grande te permite andar con molestias, pero con cierta normalidad. Al contrario de lo que ocurre con otras lesiones, que te impiden moverte desde el momento que se producen.

Es importante saber que cuando se produce una rotura fibrilar el paciente experimenta un dolor, que puede ser más o menos agudo dependiendo del grado de la rotura. Además, se siente una punzada y una especia de golpe seco, en la zona lesionada. Si la rotura fibrilar es de grado I, únicamente tendrás molestias, pero debes acudir cuanto antes a un especialista. Si el grado es mayor, entonces no podrás seguir moviéndote, la zona se hinchará bastante e, incluso, es posible que se amorate.

Ante cualquier lesión, acude a los profesionales que formamos Fisioterapia T-Cuida y estaremos encantados de ofrecerte el mejor tratamiento.