Dentro de los diferentes tipos de pilates en grupo en El Ensanche de Vallecas que impartimos tenemos dos que están especialmente creados para las embarazadas. Uno estará centrado en el pre-parto y otro en el post-parto. Sobre este último queremos hablar hoy para profundizar en los beneficios que aportan estos ejercicios tras dar a luz y cómo puedan ayudar a recuperarse con más rapidez.

Lo primero que hay que tener en cuanto una vez sea terminado el parto es que una debe tomarse con calma y tranquilidad toda la recuperación. Cuando se da a luz se segrega relaxina, que hará que los tendones y articulaciones estén más flojos, lo que puede provocar malas colocaciones y problemas. Por ello los dos primeros meses habrá que descansar y hacer caso al propio cuerpo, que con su sabiduría pedirá lo que necesita. Una vez pasado esta etapa una podrá comenzar con ejercicios.

El pilates en grupo en El Ensanche de Vallecas es una de las mejores opciones, pues con sus posturas adaptadas a las mujeres post-parto ayudará a reforzar los músculos para que así las articulaciones y tendones recuperen sus posiciones normales. Además también servirá para reforzar el suelo pélvico, que mejorará todos los problemas de incontinencias. Por otro lado será muy efectivo a la hora de refortalecer la zona abdominal, la cual se ve  afectada tras el proceso de embarazo. Pero no sólo serán beneficios físicos, sino que a través de la respiración y la concentración también se conseguirán poner en equilibrio cuerpo y mente.

Si estás embarazada y quieres información sobre este curso o cualquier otro no dudes en contactar con Fisioterapia T-Cuida, nuestro personal estará encantado en ayudarte.