En el caso de que seas una persona deportista sabrás que el ejercicio habitual puede provocar lesiones, especialmente si no te cuidas. En nuestro centro de fisioterapia del Ensanche de Vallecas atendemos a muchos deportistas. En ocasiones las pequeñas lesiones se agravan por no actuar a tiempo. Por eso en esta entrada queremos ofrecerte algunos consejos para cuando sufras alguna lesión.

Lo primero es una buena protección, así evitarás una nueva lesión, agravar la que tienes y reducir el flujo sanguíneo a la zona lesionada. Impide la actividad al momento. Si es en el tren inferior usa muletas y no apoyes durante al menos dos días.

Descansar es básico para que las lesiones se vayan recuperando y no se agravan.

No te olvides del hielo. Además de aliviar el dolor, disminuye la irrigación. Puedes aplicarlo en intervalos de 20 minutos cada 3 o 4 horas durante las primeras 48 horas tras la lesión.

Un vendaje compresivo en la zona lesionada ayudará a limitar el hematoma. Aumenta la presión sanguínea pero reduce el aporte sanguíneo.

Eleva la parte del cuerpo lesionada, especialmente en el caso del tren inferior. Debe estar a 30 centímetros por encima del nivel del corazón. Es recomendable hacerlo los dos primeros días.

En caso de que necesites ayuda para recuperarte de alguna lesión por la práctica de tu deporte favorito no dudes en acercarte a nuestro centro de fisioterapia del Ensanche de Vallecas.

En Fisioterapia T-Cuida encontrarás a un equipo de profesionales con gran experiencia para ayudarte a superar cualquier lesión, no importa lo grave que sea.