En esta entrada descubrirás aspectos importantes sobre la recuperación post parto con pilates en grupo en Ensanche de Vallecas. Hasta hace poco, las ciencias de la actividad física y el deporte parecen haberse centrado principalmente en atender las necesidades físico-deportivas durante los nueve meses de embarazo, preparando el cuerpo y la mente para uno de los momentos mas importantes en la vida de la mujer y su futuro hijo/a: el parto. Sin embargo, una de las consecuencias de traer una vida al mundo es el esfuerzo físico y psicológico realizado en los 9 meses anteriores al momento de dar a luz que, junto con el dolor durante el proceso, nos deja literalmente agotadas.

Si ya has practicado pilates en grupo en Ensanche de Vallecas, seguro que conoces bien todos los beneficios que tiene para tu salud. Habitualmente, al tener al nuevo bebé en nuestros brazos precisando continuamente de nuestra atención, olvidamos que las mujeres también necesitan recuperarse y cuidar de su cuerpo para poder mantener un ritmo adecuado en las tareas cotidianas y una vida saludable.

El pilates es uno de los entrenamientos físicos más completos que podemos encontrar para ayudar a nuestro cuerpo a recuperar el bienestar después del parto, ya que no daña las articulaciones y trabaja la flexibilidad de los músculos, como la pared abdominal y el suelo uterino. La práctica de pilates tras el parto disminuye considerablemente el tiempo de recuperación, reduce los dolores de espalda generados por el exceso de peso y las posturas en la lactancia y aumenta la autoestima.

Antes de lanzarte a ejercitar tu cuerpo de nuevo, ten en cuenta que es necesario que un fisioterapeuta profesional haga un seguimiento durante los primeros meses de actividad. Desde Fisioterapia T-Cuida, te animamos a probar este excelente método que te ayudará a disfrutar de esta etapa tan maravillosa de tu vida.